Encuentro con Presidente del Banco Europeo de Inversiones

Submitted by tortilla on Lun, 13/11/2017 - 15:36

Consejo de Comunicación y Cudadanía, 13 de noviembre 2017

En ocasión de su visita de trabajo a Luxemburgo, la Embajadora de Nicaragua Karla Beteta fue recibida por el Presidente del Banco Europeo de Inversiones, Dr. Werner Hoyer.

Durante el encuentro Beteta transmitió los saludos fraternos del Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo,  así como el sincero agradecimiento del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional y de las familias nicaragüenses por la creciente cooperación financiera del Banco Europeo de Inversiones concedida a nuestro país.

Por su parte, el Dr. Hoyer reiteró la satisfacción del BEI en poder contribuir al crecimiento económico y sostenible en Nicaragua  y manifestó que espera atender pronto la invitación del Presidente Ortega a visitar el país y ver in situ los proyectos financiados por esta entidad.

Previamente, Beteta  se reunió  con el equipo operativo del BEI:  Maria Shaw Barragan - Directora del Departamento de Socios Globales, Phlippe Szymczak - Jefe de División Operaciones en Latinoamérica y El Caribe y Susane Antz - Responsable Principal de Operaciones en América Latina y Caribe, quienes expusieron sobre la cooperación financiera actual y  las áreas en las que el Banco puede seguir apoyando a Nicaragua.     

Este importante intercambio con el BEI impulsado por el gobierno nicaragüense se realizó con el objetivo de fortalecer los  vínculos fructíferos con esta institución financiera en pro del bienestar de las familias nicaragüenses.

El BEI  es un socio destacado en la promoción de las inversiones a través de la inyección de capitales a proyectos generadores de empleos en los sectores más fundamentales de la economía nacional.  Desde el año 2009 a la fecha el apoyo financiero supera los 400 millones de dólares, lo cual ha contribuido de manera directa en alcanzar mayores victorias para nuestro pueblo.

Cabe mencionar, que el conjunto de los proyectos financiados  por el BEI han permitido continuar reduciendo los niveles de pobreza y fortaleciendo el desarrollo sostenible, que promueve el gobierno nicaragüense a través de sus políticas públicas.

Estos financimientos han estado dirigidos a la transformación de la matriz energética con  fuentes renovables, la ampliación de la cobertura de electrificación rural, proyectos de agua potable y alcantarillado sanitario y el desarrollo de nuevas infraestructuras viales que conllevan importantes beneficios sociales, económicos y medioambientales.