En Perú Nicaragua celebra sus fiestas patrias

Submitted by tortilla on Lun, 11/09/2017 - 20:05

Con un Teatro Municipal rebosante de público entusiasta Nicaragua celebró sus fiestas patrias.

 

El Gobierno sandinista de Nicaragua, a través de su Embajada en el Perú, ofreció el espectáculo DARÍO NUESTRO: antología cantada de la poesía del Príncipe de la letras nuestroamericanas, en celebración del 196º aniversario de su Independencia y el 161º aniversario de la Batalla de San Jacinto.

Al evento asistieron los embajadores de Cuba, Guatemala, Uruguay, Taipei, así como representantes de las embajadas de Venezuela República Dominicana, Rusia, Alemania, India y Palestina y Organismos Internacionales acreditados en el Perú. Asimismo se dieron cita los honorables congresistas de la República Manuel Dammert y María Elena Foronda, destacados intelectuales y artistas, dirigentes políticos, estudiantiles y sindicales, luchadores sociales y miembros de las organizaciones de solidaridad.

La convocatoria fue inmensa. Fue emocionante constatar que el nombre de Nicaragua y su historia de lucha y sacrificio logró movilizar a todo este caudal humano hacia la poesía. Incluso gente que jamás había entrado al más importante teatro de la ciudad llegó esa noche a rendirle homenaje a Rubén Darío en el sesquicentenario de su nacimiento.

Las voces de Rosita Guzmán, Sylvia Falcón, Magali Luque, Patricia Saravia, y Piero Bustos con el acompañamiento musical de los maestros Kike Espinoza, Rolando Carrasco, Juan Alberto Córdova y Hugo Bravo, entonaron los poemas del cisne de Nicaragua musicalizados en ritmos peruanos por Juan Luis Dammert, al compás de marineras, huaynos, landós, tonderos, toriles y lamentos negros.

La embajadora de Nicaragua, Marcela Pérez Silva, rememoró la visita a Lima de Rubén Darío quien, al decir de la diplomática, estaba destinado a ser “el primer escritor pleno de Nuestra América que llenaría de música y sonoridades nuevas la poesía de nuestra lengua; el cronista de nuestra modernidad; y el embajador de nuestras nacientes repúblicas mestizas que entonces abrían sus puertas al mundo...”